octubre 16, 2021

Clases sin burbujas: provincia y Amsafé esperan que se consoliden los índices positivos

Desde el Ministerio de Salud dicen que la situación del coronavirus «está mejor, pero se sigue en una meseta alta». Desde el gremio admiten la posibilidad si «la situación lo permite»

 

Por La Capital

La ministra de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano, se refirió este martes a la posibilidad del regreso a las clases presenciales en una sola burbuja por salones tal como lo impulsa el gobierno de la provincia de Buenos Aires para cuando concluyan las vacaciones de invierno. Lo mismo hizo esta mañana la delegación Rosario de Amsafé, el gremio de los docentes de las escuelas públicas. En ambos casos optaron por la prudencia, porque si bien los índices epidemiológicos exhiben algo de alivio, la dinámica de la pandemia ya demostró que no hay que dar nada por sentado.

En declaraciones a LT8, Martorano admitió que en Santa Fe “está mejorando” la situación epidemiológica porque “bajaron la incidencia de casos y el número de ocupación de camas. También bajó sensiblemente la tasa de positividad. Pero todos esos indicadores serán evaluados el viernes próximo”, expresó la funcionaria.

El viernes no sólo se realizará “el corte” de las estadísticas médicas, sino también será el último día del receso invernal en la provincia. El lunes próximo ya se retomarán las clases y se espera que para el fin de semana haya anuncios sobre cómo será el regreso a clases en la segunda mitad del ciclo lectivo.

“Aún no puedo dar esa información, porque no se tomó una decisión al respecto”, respondió la ministra de Salud al ser consultada sobre el tema, pero a la vez admitió que “todos los índices van mejorando. Haremos un corte de las estadísticas el viernes, pero hay que tener en cuenta que la tasa de contagios sigue en una meseta, pero elevada. Vamos a evaluar todo”, agregó.

Docentes de escuelas públicas

En tanto, desde Amsafe Rosario, el gremio que agrupa a los docentes de las escuelas públicas, también se mostraron más cautos a la hora de volver a las aulas sin burbujas.

Al respecto, Gustavo Terés, secretario general del gremio, afirmó: “Existe la posibilidad en tanto y en cuanto la situación sanitaria lo permita. Avanzaremos en el segundo semestre con la organización de burbujas y debemos seguir evaluando si la tendencia a la propagación del virus sigue disminuyendo y baja a niveles que permitan mayor presencialidad. Hasta ahora, todo está estructurado con el sistema de burbujas”.

«Es una discusión que se tiene que dar a nivel nacional. Primero se debe primar que estamos en una situación de emergencia y la necesidad de una revinculación intensa, de mayor fortaleza y mayor acompañamiento sobre todo a las infancias y adolescentes que han tenido dificultades en esta etapa”.

Terés agregó que “después debe evaluarse el criterio de promoción, es decir qué significa que aprueben con el 70 por ciento de los contenidos prioritarios. Primero hay que diagnosticar en qué situación se encuentran pero, lo más importante es tener un registro muy fuerte de aquellos chicos que están desvinculados, o aquellos que tuvieron un vínculo de muy baja intensidad. Porque en definitiva lo que hay que plantearse es el objetivo de la alfabetización».