febrero 26, 2021

Por ahora Santa Fe no evalúa pedir test negativos de Covid para entrar a la provincia

El titular de la Agencia de Seguridad Vial afirma que se reforzó el control, pero le preocupa el consumo de alcohol

 

Por La Capital

El movimiento de santafesinos y visitantes en los principales corredores costeros, además de los rosarinos que tomaron la opción de pasar las vacaciones en las localidades de los alrededores como Funes, Roldán Pueblo Esther y Arroyo Seco, están en la mira en los casi 20 puestos que la Agencia de Seguridad Vial a través de sus propios agentes y efectivos policiales tiene montados en el marco del operativo Verano Santafesino. “Estamos trabajando y se reforzaron los controles en los principales corredores, además del control de los accesos que se hace todo el año”, señaló el director de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), Osvaldo Aymo, que descartó al menos por estas horas que Santa Fe evalúe exigir test negativo de Covid-19 para el ingreso a la provincia. “Todo es día a día, pero hoy no está en análisis”, insistió el funcionario, que además explicitó su preocupación por el consumo de alcohol y la cantidad de pruebas de alcoholemia positivos en la zona de Pueblo Esther el último fin de semana.

La mirada sobre quienes regresan de vacaciones con algún síntoma compatible con coronavirus, o incluso con un diagnóstico certero, además de la relajación de los cuidados y el incremento de la circulación de personas viene estando entre las prioridades de las autoridades sanitarias. Y ahora los epidemiólogos del sector privado advirtieron que en diez días podrían comenzar a verse un aumento de los positivos en el marco del retorno de los santafesinos de otras provincias, pero fundamentalmente de la costa.

Santa Fe por ahora está entre las provincias que no exigen a quienes la visitan o retornan un test de negativo de coronavirus, aunque desde el 5 de diciembre pasado pide para transitar por su territorio la tramitación del Certificado Verano, el registro en la aplicación Covid-19 Santa Fe y de las respuestas de la declaración jurada, y la constancia de una reserva de servicio o alojamiento.

Diferente es la decisión que tomaron en otras jurisdicciones, donde rigen medidas más restrictiva y la obligatoriedad de la prueba negativa, como es el caso de Formosa, Misiones, Corrientes y Santiago del Estero, además de Santa Cruz, Catamarca y La Rioja que también lo exigen para algunos de sus puntos turísticos. En Buenos Aires, en tanto, no es obligatorio, pero una vez que retornan los residentes deben realizarse la prueba.

Lo cierto es que por ahora el escenario en Santa Fe continuará como hasta ahora. Así lo señaló Aymo que más allá de las preocupaciones planteadas y el refuerzo de los controles en las rutas de la provincia, indicó que “por ahora no está en evaluación pedir el test”. Sin embargo, dejó la puerta abierta a un escenario epidemiológico diferente y aseguró que “si el panorama cambia, porque esto es día a día, habrá que verlo”.

Sobre el cumplimiento de la documentación exigida en las rutas, el funcionario aseguró que “en todos los controles no se han detectado quienes no lleven consigo la aplicación y los registros que se requieren”, y agregó: “Es tanto turismo interno como de otras provincias y en todo los casos llevan el registro donde figura el origen y el destino de los pasajeros, una modalidad que ha facilitado mucho los controles porque no se necesita llevar papeles impresos y porque permite que casi no haya incumplimientos”.

Consumo de alcohol

Con los 500 agentes propios de la APSV más efectivos de la Policía y de la agrupación Los Pumas se están llevando adelante los controles que refirió el funcionario y además de quienes circulan por vacaciones, las fiscalizaciones de consumo de alcohol son otro de los punto clave y los resultados positivos una de las preocupaciones que explicitó Aymo.

A los corredores de la costa a lo largo de las rutas 11 y 1 también se suman quienes pasan las vacaciones en las localidades aledañas a Rosario, como Funes y Roldán hacia el oeste y Figheras, Arroyo Seco y Pueblo Esther hacia el sur.

A la altura de esa última localidad, puntualizó el funcionario, se llevó adelante en los últimos días un control de alcoholemia en un operativo realizado a nivel federal y del que participó Santa Fe.

“Fue llamativo el altísimo índice de resultados positivos”, indicó el responsable de la agencia, y detalló que más del 50 por ciento de los test realizados habían arrojados consumo de bebidas alcohólicas por encima del dosaje permitido.

“Ese es turismo interno de los alrededores, gente que alquila casas de fin de semana para pasar el verano en el contexto de la pandemia y verdaderamente los resultados fueron tremendamente altos, sobre todo teniendo en cuenta que fue un punto específico”, concluyó.