diciembre 4, 2020

Crece la tensión entre médicos y funcionarios por la falta de insumos

 

Mientras los profesionales advierten que el faltante se repite, el ministerio remarca que se dan «situaciones puntuales»

 

Por La Capital

Cuando el martes terminaban sus actividades, los trabajadores del Centro de Salud Libertad, en la zona sudoeste de la ciudad, se dieron cuenta de que no había insumos suficientes para reabrir las puertas al día siguiente. No hubo otro remedio que colocar el cartel en la puerta a modo de anuncio: “Miércoles 14/10/2020. Cerrado T. Tarde por falta de insumos (guantes, gasas, medicación, vendas, alcohol, cinta, etc)”. De acuerdo a las denuncias de los médicos y profesionales nucleados en el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (Siprus), “no es la primera vez que pasan” situaciones de desabastecimiento.

Hernán Taborda, dirigente del Siprus y psicólogo del Centro de Salud 22, admitió que “los insumos están al día en muchos de los centros y, cuando no hay más, no se puede seguir atendiendo”.

La responsable de Atención Primaria de la Salud provincial, Laura Ortube, explicó que el faltante en el Centro de Salud Libertad se debió a “un problema en la cadena de logística a raíz del aislamiento de personal que se ocupa de esa tarea”. Y recalcó que los faltantes de insumos “no son sistemáticos”.

Así, mientras desde el gremio señalan que “la situación es compleja, faltan insumos y medicamentos”, el ministerio remarca que son “situaciones aisladas” pero admite que podría haber “demoras” en las entregas.

Taborda es psicólogo y trabaja en el Centro de Salud 22, en la zona sudoeste. Apunta no sólo a la falta de medicación de salud mental, sino además a la escasez de “elementos de protección personal, que es lo que impide en muchos casos seguir atendiendo al público”.

Logística

Ortube indicó que el problema puntual el Centro de Salud Libertad, uno de los 37 que la provincia tiene en Rosario, “surgió el fin de semana cuando se aisló a muchas de las personas que son parte del circuito de distribución de los insumos. Esa es una cadena larga y compleja, los insumos van de un depósito a otro, de allí a las distritales y de allí a los centros mismos, y en esos cabos hay muchos actores que no son fácilmente reemplazables”, destacó.

La funcionaria, que fue personalmente a chequear la llegada de los insumos, explicó que “en general hay stock de materiales”, pero admitió que “esos elementos se distribuyen una vez por semana o cada 15 días, y puede pasar que si hay una falla en el sistema, una vez pueda haber faltante, pero son excepciones”.

La médica recalcó que “es la primera vez que sucede”, y agregó: “Si faltan guantes soy la primera que no permitiría que el personal trabaje en esas condiciones, con pandemia o sin pandemia, lo que recalco es que no es una situación que se dé habitualmente y que el recurso no esté disponible, porque está”.

El reclamo gremial

Distinta es la visión de los profesionales del Siprus. Taborda indicó que con el inicio de la pandemia, la falta de insumos fue una situación que tuvieron que reclamar y que, tras una compra grande, se regularizó la entrega. Sin embargo, admitió que ahora, en el momento más “álgido” del pico de contagios, según la calificación de la propia ministra de Salud, Sonia Martorano, vuelve a haber faltante de insumos.

“Ahora que la demanda es mayor y permanente, faltan medicamentos, drogas para la salud mental, insumos de limpieza y los equipos de protección están siempre al límite y por momentos faltan, entonces no hay más remedio que cerrar el centro de salud porque sin eso no se puede seguir atendiendo a la gente”, detalló el psicólogo.

Esa fue la situación el el centro Libertad, que funciona donde el pasaje 1816 se choca con la Circunvalación, algunas cuadras al oeste de la aceitera Santa Clara. “La falta de insumos se viene dando y ante esa situación, los centros de salud cierran”, señaló Taborda, y recordó que “desde un principio desde el sindicato le advertimos a la provincia que si no están dadas las condiciones de seguridad, no se puede atender”.

Sube la demanda

A las condiciones materiales de los centros de salud se suma el agotamiento de los médicos, administrativos y profesionales que asisten a los vecinos en esos espacios. Y sobre todo en un momento en que la demanda de atención es mayor.

“Hubo hasta ahora una demanda contenida, de personas que empiezan también a hacer consultas por cuadros que no son de Covid”, indicó el dirigente del Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (Siprus) y psicólogo del Centro de Salud 22, Hernán Taborda, que además recalcó que en los últimos dos meses la situación de las personas con cuadros de salud mental se agudizó notoriamente.

“Los pacientes estables se desestabilizaron en cuadros graves y se presentaron cuadros nuevos severos”, sumó.